Archivos de la categoría Manaties

No sobrevive el pequeño manatí rescatado en Cuba

Guamá

El director del Centro, el doctor Antonio Mignucci, informó que el cachorro comenzó a mostrar signos de letargo la noche del viernes 18 de mayo a las 9:00 pm. El personal del Centro fue alertado de inmediato y estuvo proporcionando el seguimiento médico y la atención de emergencia al pequeño manatí. A las 4:45 de la mañana siguiente, Guamá dejó de respirar, pero todavía mostraba latidos del corazón, lo cual llevó a activar el protocolo establecido de la resucitación de emergencia con medicamentos. A las 5:00 de la mañana, el personal del Centro no logró re-establecer su respiración y ritmo cardíaco, por lo cuál el cachorro fue declarado muerto.

La necropsia fue conducida por el veterinario Antonio Rivera y Mignucci temprano en la mañana del sábado. “Preliminarmente, el animal tenía una septicemia severa y generalizada. Esto es una indicación de que el cachorro estaba inmunocomprometido desde que fue rescatado, especialmente teniendo en cuenta su buena disposición para la alimentación, su comportamiento y que análisis de sangre semanales no indicaron síntomas de esta condición subyacente,” añadió Rivera. El proceso de la autopsia no ha concluido ya que los cultivos y tejidos para histopatología deben ser analizados antes de hacer una determinación final de la causa de muerte.

El rescate de este cachorro fue un esfuerzo de cooperación internacional e interinstitucional, incluyendo al Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre, la Marina estadounidense, el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales de Puerto Rico, el Centro de Conservación de Manatíes de Puerto Rico en la Universidad Interamericana y otras organizaciones no gubernamentales.

“Los esfuerzos para ayudar a Guamá fueron heroicos y dan testimonio de la preocupación y compasión por esta cría de manatí y una emblemática especie en peligro de extinción,” dijo el doctor James Powell, del Sea to Shore Alliance, una ONG que lleva a cabo la investigación y el trabajo de conservación en Cuba. Jorge Angulo, director del Centro de Investigaciones Marinas de la Universidad de La Habana agregó que “nosotros también nos entristece esta noticia y estamos muy agradecidos a todas las personas involucradas en el rescate, transporte y el cuidado de Guamá . Sabemos que todo el mundo hizo todo lo que era posible y que debemos mantener el espíritu de Guamá vivo como un punto de partida de lo que podemos hacer juntos en el futuro.”

page1image21120

Bayamón, Puerto Rico, 21 de mayo de 2012—El Centro de Conservación de Manatíes de Puerto Rico en la Universidad Interamericana de Puerto Rico informó hoy que Guamá, el cachorro de manatí rescatado en la Bahía de Guantánamo, Cuba el 3 de mayo 2012 murió el sábado pasado a las 5:00 am.

“El personal y los voluntarios aquí en el Centro están muy tristes por el fallecimiento de Guamá ya que no sólo trabajaron arduas y largas horas en el cuidado de él, sino también porque Guamá fue un símbolo de esperanza para la especie de nuestra vecina isla de Cuba,” concluyó Mignucci.

(English version)page1image28592

Small manatee calf rescued in Cuba does not survive

Bayamón, Puerto Rico, 21 May 2012—The Puerto Rico Manatee Conservation Center at Inter American University of Puerto Rico inform today that Guamá, the manatee calf rescued in Guantanamo Bay, Cuba on 3 May 2012 died last Saturday at 5:00 am.

The director of the Center, Dr. Antonio Mignucci, informed that the young calf began showing signs of lethargy the night of 18 May at 9:00 pm. The Center’s staff was immediately alerted and provided monitoring and emergency care. At 4:45 am Guamá stopped breathing but still had a heartbeat, activating the established protocol of resuscitation with emergency drugs. At 5:00 am, the Center’s staff couldn’t re-establish either breathing or a heartbeat and the calf was declared dead.

A necropsy was conduced by veterinarian Antonio Rivera and Mignucci early in the morning of the same day. “Preliminarily, the animal had severe and generalize septicemia. This is an indication that the calf was immunocompromised since it was rescued, particularly given his good disposition for feeding, his behavior and that weekly blood work did not indicate symptoms for this underlying condition,” added Rivera. The necropsy process has not finalized since cultures and tissues for histopathology need to be analyzed prior to make a final determination of cause of death.

The rescue of this calf was a cooperative international and interagency effort, including the US Fish and Wildlife Service, US Navy, Puerto Rico’s Department of Natural and Environmental Resources, the Inter American University’s Manatee Conservation Center and other NGOs.

“The efforts to help Guamá were heroic and testament to the concern and compassion for this baby manatee and iconic endangered species,” said Dr. James Powell of the Sea to Shore Alliance, an NGO conducting research and conservation work in Cuba. Jorge Angulo, Director of the Centro de Investigaciones Marinas of the Universidad de La Habana added, “we as well, are saddened about this news. We are also extremely thankful to all the people involved in rescuing, transporting and caring for Guamá. We know that everybody did all that was possible and we should keep Guama ́s spirit alive as a mark point of what we can do together in the future.”

“The staff and volunteers here at the Center are very saddened in Guama’s passing away as they not only work very hard and long hours in caring for him, but also since Guamá was a symbol of hope for the species in our neighboring island of Cuba,” Mignucci concluded.

Share

Rescatan manatí en Guantánamo Cuba y viene para rehabilitación a Puerto Rico

Guamá, como se le nombró al cachorro de manatí, apenas tiene 4 días de nacido y pesa unos 33 kilogramos (73 libras).

Bayamón, Puerto Rico—Un pequeño manatí solitario fue encontrado ayer por oficiales militares en la Base Naval de Guantanamo en la parte sudoriental de la isla de Cuba. Así lo informó el doctor Antonio Mignucci, director del Centro de Conservación de Manatíes de la Universidad Interamericana de Puerto Rico.

“Estando esta especie en peligro de extinción y ya que fue hallada dentro de las instalaciones de la base, inmediatamente los militares se comunicaron con el Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre (USFWS, por sus siglas en inglés) y con el Centro solicitando ayuda para el cachorro,” declaró el también profesor universitario.

Luego de varios esfuerzos por parte de los oficiales navales y la veterinaria de la base de encontrar a la madre del cachorro, incluyendo intentar reunir al bebé manatí con dos manatíes que estaban a una milla de distancia, se vio la necesidad de salvaguardar la vida de este a través del proceso de rescate y rehabilitación ya implementados con experiencia en Florida, Belize y Puerto Rico.

Luego de un proceso de decenas de llamadas, consultas, discusiones en grupo, y especialmente consultar con los contrapartes cubanos, se tomó la decisión de traerlo a Puerto Rico para tratamiento veterinario y rehabilitación. Se necesitó el permiso del Pentágono estadounidense para volar al pequeño cachorro en un avión bimotor de la Armada de los Estados Unidos desde la base en Guantánamo al aeropuerto de Isla Grande en San Juan, donde personal del Centro lo esperaba junto al USFWS y el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales de Puerto Rico (DRNA).

“Fue un proceso intenso, de mucha expectativa y ardua coordinación multi-agencial. Se unieron personas de varias agencias y de los dos países, y gracias a los avances en tecnología y comunicaciones, se llevó a cabo de forma rápida y eficiente, con un solo fin, salvarle la vida a un pequeño manatí en peligro,” dijo Marelisa Rivera, supervisora auxiliar de campo de la oficina del Caribe del USFWS.

El sirenio partió de Guantánamo a eso de las 4:30 pm y llegó a San Juan a las 6:30 pm. De inmediato se transportó al cachorro al Centro de Conservación de Manatíes en la Universidad Interamericana en Bayamón, escoltado por el Cuerpo de Vigilantes del DRNA. “El cachorro resultó ser un macho de unos 4 días de nacido y 33 kilogramos (73 libras) de peso. Llegó un poco deshidratado para lo cual se le están proveyendo electrolitos cada tres horas,” añadió Mignucci. A partir del tercer día se le proveerá de una fórmula de leche para bebés humanos prematuros con electrolitos por unas semanas, para luego ser modificada a una fórmula de leche de soya, leche de zoológico y aceite de canola.

Nelmarie Landrau y Tamara Alejandro, técnicas del Centro de Conservación de Manatíes de la Universidad Interamericana de Puerto Rico dan electrolitos a Guamá, el cachorro de manatí rescatado ayer en la Bahía de Guantánamo en Cuba.

Por su parte, la doctora Nilda Jiménez, coordinadora del Programa de Rescate de Mamíferos Marinos del DRNA detalló que fue “un esfuerzo muy bonito que muestra y evidencia la dedicación de las agencias y personas envueltas por conservar y proteger esta especie no sólo en Puerto Rico, pero también a través del Caribe.”

Sus cuidadores escogieron nombrarle Guamá, en honor al cacique taíno de la región oriental de Cuba, el cuál es reconocido como una figura de trascendencia histórica para Cuba. Guamá peleó contra los conquistadores por 10 años ante las injusticias de trabajo forzado y aniquilación de miembros de su tribu. De forma alegórica, este pequeño manatí toma el nombre de Guamá para representar a su especie que lucha contra la amenaza que representan las acciones humanas para la sobrevivencia de su especie.

“Guamá estará en rehabilitación unos dos años en compañía de Aramaná (de Puerto Rico) y de Guacara (de la Florida) en el Centro. En ese momento, si su condición de salud es buena y ha podido adaptarse bien a la dieta vegetariana, será transportado de vuelta a Cuba y liberado con un transmisor de satélite,” concluyó Mignucci.

Para seguir el progreso de Guamá y otros manatíes bajo el cuidado del Centro de Conservación de Manatíes, puede visitar su portal de internet www.manatipr.org.

Share

Nuevo Libro – Sirenian Conservation: Issues and Strategies in Developing Countries

 

Sirenian Conservation:

Issues and Strategies in Developing Countries

Edited by

Ellen M. Hines, John E. Reynolds III, Lemnuel Aragones,
Antonio A. Mignucci-Giannoni & Miriam Marmontel
 

Hardcover: 348 pp., 8.5” X 11”

Publisher: University Press of Florida (10 Jun 2012)

Language: English

ISBN-10: 0813037611, ISBN-13: 978-0813037615

Price: $100.00

 

Overview

Saving manatees worldwide

 

A practical ‘state of the science’ review of the conservation of manatees and dugongs in developing countries. The editors have done an excellent job of selecting an international team of more than 80 authors, including researchers and managers who have the responsibility of working with stakeholders to ensure conservation of both the cultural and biological diversity of sirenians. An excellent primer that provides both strategies and tools for continued research progress.”–Annalisa Berta, San Diego State University.

 

This important scientific volume comprehensively explores the biology and ecological status of manatees and dugongs in all of the geographic regions where they can be found today, from the Caribbean to Eastern Africa, from Arabia to the Amazon, and from Japan through the South Pacific to Australia. Many of these dwindling populations are situated in developing countries–locales that have previously received little attention in the scientific literature. In these areas, people occupying rivers or coastlines still capture sirenians for food and other uses (oil, bones for carving, leather). In addition, disruption, erosion, or complete loss of sirenian habitat occurs because of dredge and fill, coastal run-off, chemical pollution, and damage from boat propellers. Sirenian Conservation features contributions from an international group of scientists who are working to address the many challenges to manatee and dugong food supply, environment, reproduction, and survival. They share stories of programs that rescue, rehabilitate, release, and monitor these animals; offer reports on practical, replicable, and cost-effective management techniques; and summarize current research strategies.

 

Ellen M. Hines is associate professor of geography and human environmental studies at San Francisco State University. John E. Reynolds III, senior scientist at the Mote Marine Laboratory in Sarasota, Florida, and past chairman of the United States government’s Marine Mammal Commission. Lemnuel Aragones is associate professor at the Institute of Environmental Science and Meteorology at the University of the Philippines. Biological oceanographer Antonio A. Mignucci-Giannoni is a research professor at the Inter American University of Puerto Rico. An expert on the ecology of Amazonian manatees, Miriam Marmontel is a conservation biologist at the Sociedade Civil Mamirauá in Brazil.

 

Resumen

Salvando manatíes alrededor de todo el mundo.

 

“Una revisión práctica del “estado de la ciencia” sobre la conservación de manatíes y dugongos en los países en desarrollo. Los editores han hecho un excelente trabajo de selección de un equipo internacional de más de 80 autores, entre investigadores y gestores de manejo que tienen la responsabilidad de trabajar con las partes interesadas a garantizar la conservación tanto de la diversidad biológica y cultural de los sirenios. Un texto excelente que proporciona tanto estrategias y herramientas para el progreso continuo de investigación.”–Annalisa Berta, San Diego State University.

 

Este importante volumen científico exhaustivamente explora la biología y el estado ecológico de los manatíes y dugongos en todos los de las regiones geográficas donde pueden ser encontrados hoy, desde el Caribe, al este de África, desde Arabia hasta el Amazonas, y desde Japón a través del Pacífico Sur a Australia. Muchos de estas poblaciones en disminución se encuentran en países en vías de desarrollo—localidades que previamente han recibido poca atención en la literatura científica. En estas áreas, las personas que ocupan los ríos y costas siguen capturando estos sirenios como alimento y para otros usos (aceite, huesos de escultura, cuero). Además, la alteración, la erosión o la pérdida completa del hábitat de los sirenios ocurre debido al dragado y relleno de la costa, de escorrentías, contaminación química, y daños ocasionados por las hélices de lanchas. Sirenian Conservation destaca contribuciones de un grupo internacional de científicos que están trabajando para hacer frente a los muchos retos que los manatíes y dugongos enfrentan en cuanto a su suministro de alimentos, reproducción y supervivencia. Ellos comparten historias de los programas de rescate, rehabilitación, liberación y monitoreo de estos animales; ofrecen información sobre técnicas de manejo prácticas, replicables y costo-efectivas; y resumen estrategias de investigaciones actuales.

 

Ellen M. Hines es profesora asociada de geografía y estudios ambientales humanos en San Francisco State University. John E. Reynolds III, es científico senior en el Mote Marine Laboratory de Sarasota, Florida, y ex-presidente de la Comisión de Mamíferos Marinos del Gobierno de los Estados Unidos. Lemnuel Aragonés es profesor asociado en el Instituto de Ciencias Ambientales y Meteorología de la Universidad de la Filipinas. El oceanógrafo biológico Antonio A. Mignucci-Giannoni es profesor investigador en la Universidad Interamericana de Puerto Rico. Una experta en la ecología de manatíes amazónicos, Miriam Marmontel es bióloga de conservación de la Sociedade Civil Mamirauá en Brasil.

 

http://www.upf.com/book.asp?id=HINESS08

http://www.amazon.com/Sirenian-Conservation-Strategies-Developing-Countries/dp/0813037611

http://www.barnesandnoble.com/w/sirenian-conservation-ellen-hines/1105070199


 

Share

Más de medio millón para el desarrollo del nuevo Centro de Conservación de Manatíes de Puerto Rico

 

Bayamón, Puerto Rico, 6 de marzo de 2012 – Como resultado del esfuerzo de la Universidad Interamericana de Puerto Rico (UIPR) para desarrollar la investigación y crear alianzas con agencias federales y estatales que promueven la conservación de especies en peligro de extinción, el martes 6 de marzo de 2012 se entregarán en el Recinto de  Bayamón, importantes donativos que ayudarán a impulsar la construcción del nuevo Centro de Conservación de Manatíes de Puerto Rico. El Centro, una alianza entre la UIPR y la Red Caribeña de Varamientos, contará con modernos laboratorios y estanques para realizar investigaciones, rescatar, rehabilitar y ayudar en la conservación de estas especies tanto en Puerto Rico como en el Caribe.

 

Las asignaciones de fondos para el nuevo Centro de Conservación de Manatíes que dirige el Dr. Antonio Mignucci, consisten de $192,000 provenientes de la Fundación Nacional de Pesca y Vida Silvestre y $200,000, del Gobierno de Puerto Rico mediante resolución de la legislatura. Estos fondos serán pareados con $100,000 por parte de la Universidad Interamericana de Puerto Rico. El Rector del Recinto de Bayamón de la UIPR, Prof. Juan F. Martínez, destacó la importancia de lograr donativos y asignaciones de fondos para fomentar y desarrollar centros de investigación académica como el nuevo Centro de Conservación de Manatíes, que para su funcionamiento, dependen del compromiso de estudiantes y voluntarios, así como de donativos provenientes de empresas locales.

 

Según explicó el Rector, el desarrollo de esta gran proyecto serٔá en fases. La construcción de áreas especializadas para la cuarentena, cultivo de alimentos y sostenibilidad ya está completada y alberga a los manatíes Guacara y Aramaná, ambos en proceso de rehabilitación. La segunda fase, para la cual los fondos a recibirse están destinados, constará de tres modernos estanques de cuidado y rehabilitación que podrán atender hasta cuatro manatíes adultos y cuatro cachorros. La tercera fase incluye laboratorios de investigación, veterinaria y un salón de usos múltiples para alcance comunitario y educación del público.

 

“El nuevo Centro de Conservación de Manatíes se convertirá en una instalación de enseñanza e investigación única en Puerto Rico, altamente preparada para involucrar a la comunidad en la conservación de especies en peligro de extinción, así como fomentar el estudio de programas académicos en las ciencias naturales entre los estudiantes de escuela elemental, intermedia, secundaria y universitaria”, manifestó el Rector.

 

El Centro de Conservación de Manatíes, ubicado en el Recinto de Bayamón de la Universidad Interamericana de Puerto Rico y en consorcio con la Red Caribeña de Varamientos, es una instalación autorizada por el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales, el Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre y el Servicio Federal de Inspección de Salud de Plantas y Animales para llevar a cabo investigación científica, programas de conservación y la rehabilitación y cuidado de esta especie en peligro de extinción.  Información adicional sobre  el Centro de Conservación de Manatíes en la Universidad Interamericana de Puerto Rico puede accederse a través de la página en Internet, www.bayamon.inter.edu o www.manatipr.org.

Share

Saludables los manatíes Tuque, Aramaná y Guacara

Guacara, el manatí floridano residente en el Centro, continua gozando de buena salud a pesar de su incapacidad pulmonar y falta de flotabilidad causada por el golpe con una embarcación.

 

Bayamón, Puerto Rico—Para los manatíes bajo el cuidado y supervisión del Centro de Conservación de Manatíes en la Universidad Interamericana el comienzo del año significa epoca de exámenes y pruebas veterinarias para establecer su estado de salud.
“Estos examenes son necesarios para trazar los planes médicos y de cuidado tanto de Aramaná y Guacara en cautiverio, como de Tuque quien esta en libertad desde hace casi dos años,” dijo Antonio Mignucci, director del Centro y profesor investigador del Recinto de Bayam ón de la Universidad Interamericana.

Tuque el manatí, en su segundo año en libertad, fue examinado en enero para monitorear su adaptación progresiva a vivir en su medio natural. El biólogo marino Antonio Mignucci toma una muestra de sangre al manatí durante su examinación.
Tuque, de seis años y medio de edad y quien fue trasladado en octubre del año pasado a la costa sur de Puerto Rico, se encuentra en buen estado y adaptándose progresivamente a su medio ambiente. Un transmisor de satélite ayuda a los biólogos del Centro a monitorear sus movimientos y localidades predilectas en el Estuario de Jobos en Salinas y Guayama.
Aramaná, quien fuera rescatado en Dorado el año pasado, pesa hoy 87 libras y toma litro y medio de formula de leche al día. “A sus 8 meses de edad, su condición es estable y se prepara para comenzar su transición a una dieta vegetariana,” explicó el profesor universitario.

La condición de salud de Aramaná, un cachorro de manatí que fue rescatado el año pasado en Dorado, es estable a sus 8 meses de edad. La estudiante de maestría Michelle de Jesús toma las medidas corporales del cachorro para monitorear su crecimiento.
Por su parte Guacara, el manatí floridano residente en el Centro, continua gozando de buena salud a pesar de  su incapacidad pulmonar y falta de flotabilidad causada por el golpe con una embarcaci ón en el río Wakulla en el noroeste de Florida en el 2008. Su peso se ha estabilizado en unas 785 libras alimentándose de vegetales, frutas y tubérculos. Guacara es un residente permanente del Centro con el propósito de servir como padre sustituto a los cachorros que se rehabilitan en Puerto Rico para que así se adapten mejor a relacionarse con otros manatíes cuando sean liberados en el mar.
“Los tres manatíes han pasado sus exámenes veterinarios y pruebas de sangre con altos honores. Los tres son manatíes luchadores ya que cada uno ha tenido unos retos médicos bastante difíciles cuando llegaron a nosotros. Pero con su propia auto-ayuda y la dedicación y cuidado del staff y voluntarios del Centro, han podido lograr el buen estado de salud que gozan hoy,” añadió Antonio Rivera, veterinario a cargo de estos sirenios.
Los manatíes son una especie en peligro de extinción debido a la caza de este mamífero para consumir su carne a través del Caribe, Centro y Sur América. En Puerto Rico sus amenazas mayores son los impactos por lanchas a velocidad y el desarrollo desmedido que afecta la salud de las costas y praderas de yerbas marinas de las cuales se alimenta.
El Centro de Conservación de Manatíes es una instalación autorizada por el Departamento de Recursos Naturales y  Ambientales y el Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre (USFWS) para llevar a cabo la rehabilitación de esta especie en peligro de extinción. “Nos sentimos muy orgullos del progreso y buena salud de Tuque, Aramaná y Guacara y del trabajo colaborativo con el Centro a través de todos estos años,” dijo por su parte Marelisa Rivera, supervisora auxiliar de la Oficina Ecológica del Caribe del USFWS.
Información adicional del Centro de Conservación de Manatíes en la Universidad Interamericana de Puerto Rico puede conseguirse visitando su página de internet, www.manatipr.org.
Share