Centro de Conservación de Manatíes de Puerto Rico
interlogo
twitbird
facebooklogo

RCV

La Red Caribeña de Varamientos

La Red Caribeña de Varamientos (Caribbean Stranding Network en ingles) es una organización ambiental sin fines de lucro dedicada a la investigación, rescate, rehabilitación, educación y conservación de fauna marina, particularmente las ballenas, delfines y manatíes en Puerto Rico y el Caribe.

Decenas de mamíferos, tortugas y aves marinas mueren o se varan en las costas todos los años en Puerto Rico. Algunos por causas relacionadas a los humanos (como la caza directa, contaminación o choques con embarcaciones), otros por causas naturales, y otros no se conoce la causa de muerte. Para atender este problema de mortandad y varamiento de los animales marinos en peligro de extinción en Puerto Rico de forma práctica, se requiere de un programa integrado y financiado, unificando los talentos y los esfuerzos de todos aquellos responsables e interesados en la supervivencia de estas criaturas. También se requiere un protocolo integrado y uniforme para la recuperación de cadáveres y necropsia de los mismos y así como un protocolo para el rescate, rehabilitación y liberación de aquellos animales que varan vivos.

Tal programa fue propuesto durante el taller de trabajo sobre varamientos de mamíferos marinos en 1977, donde dos propuestas de redes de varamientos fueron expuestas: una para el sureste de los Estados Unidos (incluyendo a Puerto Rico e Islas Vírgenes) y otra para las Indias Occidentales (incluyendo desde Puerto Rico hasta Barbados). Ambas propuestas detallaron un pequeño presupuesto para desarrollar las redes, sin embargo ninguna de las dos ideas maduraron y la Red del Sureste de los Estados Unidos nunca desarrolló una subregión autónoma, no atendió casos debido a la gran distancia entre las islas y los Estados Unidos, ni entrenó a las agencias de gobierno locales o universidades para atender casos de forma organizada.

No fue hasta octubre del 1989 que en la ausencia de un programa y con la iniciativa de biólogos de Puerto Rico, un primer paso fue tornado con la creación de la Red Caribeña de Varamientos. Tal como se recomendó en el taller de 1977, la nueva Red fue desarrollada como la subregión de las islas Caribeñas de la ya establecida Red de Varamientos de Mamíferos Marinos del Sureste de los Estados Unidos, pero con planes de aunar el área entera del Caribe.

La Red esta compuesta por voluntarios pertenecientes al sector privado, universitario y de agencias de gobierno, cuyo personal ha acordado desplazarse a la escena de un varamiento y transportar al animal ya sea para tratamiento o para necropsia. También la Red lleva a cabo investigaciones científicas sobre la ecología de estas especies en aras de conocer más de cómo conservarlas para futuras generaciones.

Jurídicamente, la Red es una organización sin fines de lucro registrada en el Departamento de Estado y Departamento de Hacienda en Puerto Rico, y es administrada por un Director Ejecutivo que responde a una Junta de Directores. La Red es subvencionada a través de donaciones privadas y corporativas, donativos legislativos, y mayormente por propuestas de investigación y conservación a corporaciones privadas, el gobierno federal y el gobierno estatal.

La misión principal de la Red es articular todos los esfuerzos de distintas entidades públicas y privadas para coordinar efectivamente la investigación de mamíferos, tortugas y aves marinas de forma científica y complementando todo ello, con la educación académica, la diseminación de información y protección de estas especies marinas en el área de Puerto Rico y el Caribe. Asimismo, la Red busca aliviar el sufrimiento de estas criaturas cuando se varan vivas, proveyéndoles rápida atención paramédica. Para llevar esto a cabo, el trabajo de la Red tiene siete funciones operacionales, incluyendo:

  • educación
  • coordinación
  • respuesta
  • monitoreo
  • notificación
  • registro
  • informe

Los objetivos a corto y a largo plazo de la Red incluyen:

  • Articular y llevar a cabo investigación de animales marinos en Puerto Rico y el Caribe, con especial énfasis en aquellos en peligro de extinción, para ayudar a la reducción de su estado de peligro.
  • Rescatar y rehabilitar animales marinos varados vivos, enfermos o heridos y procurar su retorno al medio ambiente o a una instalación de cautiverio permanente si no es posible su readaptación.
  • Instruir oficiales gubernamentales y a pescadores para cooperar en los proyectos de investigación y rescate, y al mismo tiempo educar a los residentes locales sobre los problemas de mortandad y estado de peligro de extinción de las especies de animales acuáticos, ayudando a la concientización sobre la conservación de la fauna marina.
  • Entrenar a científicos y estudiantes universitarios en Puerto Rico y el Caribe sobre la investigación, rescate y rehabilitación de animales marinos para que organicen sus propios programas y establezcan facilidades en sus países de origen.
  • Crear un centro de información e investigación con fácil acceso para científicos y estudiantes de la región y diseminar información científica sobre los proyectos de la Red.

La Red lleva a cabo cuatro proyectos base para implementar los objetivos de la organización. Estos proyectos base son:

  • Proyecto de Monitoreo de Mortandad
  • Proyecto de Rescate y Rehabilitación
  • Proyecto de Educación
  • Proyecto de Investigaciones Científicas

A través de estos 20 años de operación, la Red ha atendido más de 800 casos de varamientos y mortandad de mamíferos, tortugas y aves marinas. Algunos de estos casos en situaciones difíciles y otros muy peculiares, como por ejemplo unos de los pocos varamientos en manada conocidos mundialmente de la ballena hocicuda de Cuvier (Ziphius cavirostris), el segundo y tercer informe confirmado de la ballena hocicuda densa (Mesoplodon densirostris) en el Caribe, los primeros informes confirmados de una ballena hocicuda antillana (Mesoplodon europaeus), de la ballena cabeza de melon (Peponocephala e/ectra) y del delfin grampus (Grampus griseus) en Puerto Rico e Islas Virgenes, el varamiento vivo de una ballena arenquera (Balaenoptera edeni) en un arrecife y su posterior liberacion y la rareza de varamientos vivos de dos tortugas caguama (Caretta caretta) y de focas encapuchadas (Cystophora cristata) en Puerto Rico y el Caribe.

También en estos años se ha llevado a la cabo rehabilitación de delfines, pequeñas ballenas, tortugas y aves marinas. En el 1994, la Red participó activamente de los esfuerzos de monitoreo de mortandad y rescate y rehabilitación de fauna marina afectada por el derrame de aceite en San Juan, Puerto Rico por la barcaza Morris J. Berman. El trabajo de la Red consistió en contabilizar la mortandad de más de 6,000 animales y rehabilitar aves y tortugas afectadas por el derrame.

Pero es por el trabajo con manatíes en Puerto Rico y el Caribe que la Red es mejor conocida. Moises el Manatí, el primer manatí criado por la Red desde la edad de dos semanas de nacido en Puerto Rico y el cual se convirtió en un símbolo de la conservación en Puerto Rico, fue re-introducido al ambiente marino en marzo del 1994 como programa piloto de re-introducción de manatíes huérfanos al medio ambiente. Ahora, luego de 18 años de su rescate, esta completamente libre, saludable y explorando por su cuenta áreas de la costa este de Puerto Rico. El legado de Moisés no sólo quedo plasmada en la canción y video “Moisés llego del Mar” interpretado por Tony Croatto, pero recientemente apareció su foto como unas de las claves del programa televisivo de juegos de Jeopardy.

El trabajo de estos 20 años se ha plasmado en 45 publicaciones científicas y más de 100 presentaciones profesionales. Programas televisivos han cubierto también la labor de conservación de la Red, incluyendo CNN Network Earth, BBC London, y National Geographic Earth Pulse. La Red también ha impreso un sin número de materiales didácticos y publicaciones populares, incluyendo la publicación del libro “El manatí de Puerto Rico” en el 2010.

Ante la llegada del siglo veintiuno, la Red entiende que los próximos años son sumamente importantes para la conservación de las especies en peligro de extinción dado el momentum existente sobre conciencia ambiental en los ciudadanos y niños. Para poder hacer recomendaciones concretas al gobierno local y federal de como proteger de forma más efectiva estos recursos marinos, la Red continuará llevando a cabo los cuatro proyectos base en consorcio con la Universidad Interamericana de Puerto Rico, Recinto de Bayamón, en las nuevas instalaciones del Centro de Conservación de Manatíes de Puerto Rico.

Share

Buscas algo?

Use la siguiente forma para buscar: